Mantenimiento de vehículos electrificados

Por
Chad Yee
Jun 2024
6
min
Conducir un automóvil híbrido, híbrido enchufable o eléctrico puede ayudarlo a ahorrar mucho dinero con el tiempo, gracias a la reducción de los costos de energía. Pero, ¿qué pasa con el mantenimiento? Los diferentes tipos de vehículos electrificados tienen diferentes requisitos y costos de mantenimiento, y aquí describimos las diferencias.
Conducción de vehículos eléctricos en la carretera
Compartir:

¿Cuánto cuesta mantener un vehículo eléctrico o un híbrido?

Es posible que haya escuchado que uno de los muchos beneficios de ser propietario de un vehículo electrificado es reducir los costos de mantenimiento. Si bien esto puede ser cierto para algún tipo de vehículo electrificado, los costos de mantenimiento pueden variar según el tipo de vehículo electrificado que elija.

Ya sea que esté considerando un vehículo eléctrico híbrido (HEV) convencional, un vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) o un vehículo eléctrico a batería (BEV), es importante tener en cuenta los requisitos de mantenimiento de cada uno. Cada tipo de vehículo electrificado tiene ciertas áreas a tener en cuenta para el mantenimiento general. Esto afectará a sus costos operativos y al costo total de propiedad (TCO).

Tipos de mantenimiento comunes para todos los híbridos y vehículos eléctricos

Independientemente del tipo de vehículo electrificado, hay áreas de mantenimiento comunes que se deben tener en cuenta como parte de la propiedad de cualquier vehículo.

El mantenimiento programado es importante. Cada fabricante de vehículos describe los intervalos de servicio, las piezas de repuesto necesarias y las áreas de inspección para cada uno de sus modelos. Seguir el programa de mantenimiento recomendado por el fabricante no solo ayuda a cumplir con la garantía del vehículo, sino que también identifica de manera proactiva cualquier posible área problemática antes de que surja.

El mantenimiento programado garantiza que su vehículo funcione dentro de las especificaciones normales esperadas en muchas áreas, como la calefacción, el aire acondicionado, el equipo de seguridad, la tecnología de asistencia al conductor e incluso las actualizaciones de software. También ayuda a garantizar que tu vehículo electrificado obtenga la autonomía y la eficiencia óptimas.

Recuerde que algunos artículos se desgastan en todos los vehículos. Los limpiaparabrisas, las llantas, los frenos, la suspensión, los filtros y los líquidos deben reemplazarse y revisarse con regularidad, sin importar el tipo de vehículo, para garantizar unas características de conducción seguras y óptimas.

inside of toyota EV engine

Mantenimiento de vehículos híbridos

Los híbridos convencionales, como el Toyota Prius, combinan un motor de gasolina con uno o varios motores eléctricos. Los híbridos existen desde hace más de 20 años y se diseñaron originalmente para ayudar a reducir el consumo de combustible al agregar una batería pequeña y un motor eléctrico para ayudar al motor de gasolina. Si vienes de un vehículo que funciona con gasolina, poseer y mantener un híbrido es relativamente similar.

Un híbrido convencional depende más del motor de gasolina que un híbrido enchufable. En los híbridos, el motor de gasolina es la principal fuente de propulsión, mientras que el motor eléctrico y la batería esencialmente brindan asistencia al motor de gasolina. El mantenimiento del motor de gasolina de un híbrido es similar al de un vehículo normal que funciona con gasolina. Los cambios regulares de aceite, aceite, bujías y refrigerante, por ejemplo, deben realizarse y comprobarse a intervalos regulares. Algunos híbridos también utilizan un dispositivo único de transmisión o división de potencia, que combina el motor de gasolina y los motores eléctricos, lo que también requiere comprobaciones periódicas.

Al igual que otros vehículos electrificados, los híbridos utilizan sistemas de frenado regenerativo que utilizan el motor eléctrico para ayudar a reducir la velocidad del vehículo. Sin embargo, a diferencia de los vehículos híbridos enchufables y eléctricos a batería, los híbridos convencionales dependen principalmente de los frenos de fricción convencionales. Es probable que experimentes un menor desgaste de los frenos en comparación con un vehículo de gasolina convencional, pero los frenos se desgastarán más que en un vehículo híbrido enchufable o eléctrico a batería.

Si bien los híbridos convencionales no utilizan un sistema de carga enchufable externo como otros vehículos electrificados, sí utilizan sistemas de baterías de alto voltaje que deben revisarse y mantenerse con regularidad. Los componentes híbridos, como los inversores, los motores eléctricos, las líneas de alta tensión y el paquete de baterías de alta tensión, deben revisarse según las recomendaciones del fabricante.

Además de las garantías básicas y del sistema de propulsión de un vehículo, muchos fabricantes ofrecen una garantía independiente para los componentes híbridos y de batería. Toyota, por ejemplo, ofrece una cobertura de componentes relacionados con los vehículos híbridos que incluye la batería híbrida, el módulo de control de la batería, el módulo de control híbrido y el inversor con convertidor durante ocho años o 100,000 millas.

white vehicle charging

Costos de mantenimiento de los híbridos enchufables

Al igual que los híbridos convencionales, los híbridos enchufables, como el Toyota RAV4 Prime, combinan un motor de gasolina con un motor eléctrico. Sin embargo, los híbridos enchufables tienen baterías mucho más grandes para funcionar solo con electricidad durante mucho tiempo gama así como la capacidad de cargarse con un cargador externo. Algunos híbridos enchufables, como el Mitsubishi Outlander PHEV y el Range Rover Sport PHEV, ofrecen capacidades de carga rápida de corriente continua de nivel 3.

Al igual que un vehículo de gasolina o un híbrido convencional, el motor de gasolina de un híbrido enchufable necesita un mantenimiento regular y rutinario. Dado que muchos híbridos enchufables pueden funcionar únicamente con electricidad durante un máximo de 25 a 40 millas, es posible que utilicen el motor de gasolina con menos frecuencia que los híbridos convencionales, según la forma en que se conduzca. Por lo tanto, los intervalos de servicio y los intervalos entre piezas de repuesto para el motor de gasolina pueden ampliarse.

Si utilizas tu híbrido enchufable principalmente con energía exclusivamente eléctrica y lo cargas con frecuencia, es posible que puedas extender el intervalo de servicio del motor de gasolina. Dado que no utilizas el motor de gasolina con frecuencia, también es aconsejable asegurarte de que la gasolina del depósito no se quede acumulada durante períodos prolongados. Sin embargo, si utilizas el motor de gasolina con frecuencia en tu híbrido enchufable, el servicio y el mantenimiento pueden ser similares a los de un híbrido convencional.

Los híbridos enchufables tienen sistemas híbridos de alta tensión similares que necesitan mantenimiento y revisiones regulares. Las baterías pueden ser hasta 10 veces más grandes que las de un híbrido convencional. Por lo tanto, es importante comprobar el estado de la batería y el sistema de gestión de la batería para garantizar la autonomía y la eficiencia eléctricas óptimas. Además, los híbridos enchufables también se benefician del mantenimiento regular de sus sistemas de frenado regenerativo, sistemas de carga y puertos de carga.

¿Cuánto cuesta mantener los vehículos eléctricos?

Los vehículos eléctricos a batería (BEV) eliminan por completo el motor de combustión interna (ICE). En comparación con los vehículos a gasolina, los híbridos convencionales y los híbridos enchufables, que tienen miles de piezas móviles y posibles puntos de falla, los vehículos eléctricos a batería solo tienen un puñado de piezas móviles.

La extracción del motor de gasolina elimina por completo la necesidad de cambiar el aceite, los turbos, los radiadores, la mayoría de los cambios de fluido, las transmisiones, las bujías y otras piezas específicas del ICE. Esto se traduce en importantes ahorros de costos debido a la reducción de la necesidad de mantenimiento y reparaciones.

Además del ahorro que supone el mantenimiento de un motor de gasolina, el desgaste de los frenos se puede reducir considerablemente. Los vehículos eléctricos a batería tienen un sistema de frenado regenerativo mucho más potente que los híbridos y los híbridos enchufables. Muchos vehículos eléctricos a batería ofrecen una función de conducción con un solo pedal que utiliza los motores eléctricos para reducir la velocidad y detener el vehículo, y puede eliminar casi por completo la necesidad de utilizar los frenos de fricción convencionales. Esto se traduce en intervalos prolongados entre las sustituciones de los frenos, lo que puede costar fácilmente más de 1000 dólares reemplazar un conjunto de cuatro pastillas y rotores de freno. Sin embargo, el uso reducido de los frenos de fricción significa que es necesario realizar controles periódicos para evitar que se atasquen o se atasquen debido a la reducción del uso.

Los neumáticos y la suspensión son áreas a tener en cuenta en un vehículo eléctrico a batería. Estos vehículos suelen pesar mucho más que los que funcionan con gasolina, los híbridos y los híbridos enchufables, debido a sus paquetes de baterías más grandes. El aumento de peso significa que es posible que elementos como la suspensión y los neumáticos del vehículo deban revisarse con más frecuencia.

El peso de una batería eléctrica, combinado con la potencia instantánea, significa que puede provocar un desgaste más rápido de los neumáticos. En algunos estudios, los neumáticos de los vehículos eléctricos a batería pueden desgastarse hasta un 40% más rápido que los de un vehículo a gasolina. Es importante revisar con regularidad la presión de los neumáticos e inspeccionarlos para ver si están desgastados prematuramente. Evitar la aceleración rápida y el uso de neumáticos de invierno en climas fríos puede ayudar a prolongar la vida útil de los neumáticos. Al reemplazar las llantas, con frecuencia se recomienda reemplazarlas por otras del mismo tamaño, marca y modelo que venían originalmente con el vehículo eléctrico a batería.

Los vehículos eléctricos a batería tienen un sistema de administración de baterías (BMS) más complejo para mantener la batería a la temperatura óptima para la conducción, la autonomía, la carga y duración de la batería. Es importante seguir el programa de mantenimiento del fabricante para garantizar que el BMS funcione dentro de las especificaciones. La mayoría de los vehículos eléctricos a batería tienen una garantía para las baterías, los BMS y los motores eléctricos de hasta ocho años o 100,000 millas.

Mantenimiento de vehículos eléctricos: resumen

Independientemente del tipo de vehículo electrificado que estés considerando, es importante entender las diferencias de mantenimiento entre híbridos, híbridos enchufables y sistemas eléctricos a batería. Los mayores ahorros de costos se obtienen gracias al mantenimiento con baterías eléctricas, ya que tienen pocas piezas móviles. En todos los casos, siempre es mejor seguir el programa de mantenimiento recomendado por el fabricante para garantizar que se cumpla la garantía y que el vehículo funcione según las especificaciones.

__wf_reserved_heredar

Súmate a la evolución del transporte sostenible.

Suscríbase para recibir las últimas noticias, productos y actualizaciones de GreenCars

¡Gracias! ¡Su presentación ha sido recibida!
¡Ey! Algo salió mal al enviar el formulario.